El arte detrás del body language

¿Qué es lo que realmente nos habla en una persona? Es el cuerpo, el alma, sus expresiones en los ojos, en la cara, el sonido de su voz, su color o la escencia. La transmisión de la personalidad del cuerpo que cuenta una historia.

Sonya Fichte, originaria de Eslovaquia y con solo 26 años nos platica su fascinante introducción al mundo de la fotografía.
Cuando solo tenía 19 años su novio del momento la motivó a entrar a un concurso de modelaje en su país (mismo que no estaba interesada en participar), inesperadamente, lo ganó. Esto la hizo dudar entre si seguir con la típica vida de casarse, tener familia, hijos, estudiar o viajar por el mundo en el mundo de la industria de moda.

Sonya Fichte, Cancino San Miguel Chapultepec 2021

La decisión fue firmar contrato y entrar al mundo fashion conociendo nuevas culturas al rededor del mundo. Sonya vivió en India, Estambul, Europa y México, donde encontró una cultura apasionante y acogedora a pesar de que en Europa se habla de la fuerte inestabilidad y la inseguridad de nuestro país.

A los 20 años, dejó Eslovaquia para vivir en Mumbai, lugar que considera que o lo odias o lo amas.

Fue dificil vivir en India por la falta de oportunidades que hay para las personas, no existe el nivel medio, únicamente pobreza o riqueza. Estaba en busca de algo menos cómodo y más progresista.

En este momento de su vida no buscaba un crecimiento espiritual si no buscaba algo más artístico y desarrollarse de manera profesional.

Demasiada cultura de budismo y espiritualismo hizo que Sonya quisiera dejar India, fue así como a los 21 años aterriza en Estambul. Un lugar fascinante, pero que a su vez le mostraron una de las peores caras de la sociedad, la guerra. Fue difícil vivir ahí porque no podía salir a la calle y disfrutar la ciudad, había ataques todo el tiempo por lo que se vio obligada a huir del país.

Finalmente llega a México, el lugar que la introdujo al arte. En la ciudad Azteca, pudo conocer a mucha gente de la industria y rápidamente se adaptó gracias a la comunidad internacional del país. Al principio la fiesta y el ambiente del modelaje, hicieron que Sonya llegara a lugares que nunca había llegado.

Es difícil poder controlar en este medio la fiesta, el consumo del alcohol, las drogas, las envidias y la presión al tener que estar cada día más delgada. En el mundo del modelaje no importa que tan buen cuerpo tengas, siempre buscaran que estés cada día más flac@. Cada día la presión era más intensa, hasta que un día esto la obligó a tocar fondo y entender que en ese mundo ya no encajaba.

Gracias a sus buenas relaciones en la región y de su experiencia a través de los años, Fichte encontró una nueva pasión. Ser Directora Creativa y Fashion Stylist, trabajando para fashion designers y marcas como Levi’s por ejemplo.

“Me gustó por un tiempo, pero el mundo Fashion pero esta lleno de Gossip y mucha gente fake. Busco algo más artístico y con más expresión”.

Estando en tantos shootings y revistas, empezó a ver que la fotografía era la mejor forma de poder mostrar lo que veía desde su perspectiva a través de la cámara.

Toda la experiencia que tuvo en años estando enfrente de la cámara en cada shooting, hicieron que el tomar fotografías saliera de forma natural. Consiguió su primer cámara al principio de la pandemia y fue ahí donde empezó su pasión, pero ¿Qué es lo que Sonya quería mostrar después de tantas experiencias al rededor del mundo?

“Quiero mostrar a las personas como son, just be yourself. El objetivo es capturar el momento como yo lo veo y quiero que la gente lo vea como es, quiero contar historias de las personas a través de la fotografía.”

Para lograr esto utiliza varias técnicas, la primera es el Double Exposure. Básicamente significa capturar el tiempo, es decir, la fotografía en movimiento, esto manera que se capta al objeto en el estado natural del tiempo. Con esta técnica el artista esta logrando captar el momento sin la necesidad de grabar un video. Su objetivo es capturar el body language.

Para contar historias ella busca capturar los retratos de las personas, pero estos no son los típicos, pues no busca objetivamente captar la cara de los mismos. Lo que busca, es a través del body language y de los movimientos de la persona describir una personalidad.

Black & White, es otro de los elementos utilizados por el artista. Esto lo hace porque a su parecer, la percepción de los colores es un plus que te da la vida, pero realmente no necesitas de ellos para poder apreciar las raíces de los objetos. Esta técnica también hace que el momento y la fotografía sea clásica y elegante.

“Una foto o el momento tiene que hablar más que los colores, el arte del blanco y negro, es reflejar las cosas como son y dejar los colores a la imaginación”

El nude. Mucha gente critica los desnudos y no los entiende, pero para Sonya no hay ni límites ni desigualdad de género para poder mostrarlos. Considera que todas las personas tenemos partes del cuerpo naturales y hermosas, el objetivo es demostrar que el ser humano natural es perfecto, #sinphotoshop.

Busco retratar a las personas como son, captando su esencia, puede ser con su cuerpo o con sus movimientos.

Por último, el elemento estrella que logra que su arte sea auténtico. El color ROJO. Este color el artista lo utiliza por varias razones, primero que nada porque es el color más buscado por Fichte, por muchos de sus amigos es conocida como Red Sonya (porque siempre estaba vestida de rojo). Pero este color hace que sus retratos tengan un sentimiento, estos simbolizan pasión, vida (simbolizando la sangre), coraje, deseo y atracción a la vista. Es el color “Force life” el color de la sangre que nos fuerza a vivir.

Sonya con su arte, Amsterdam, Condesa 2021

Una de mis fotos favoritas, es cuando logra captar al hombre haciendo una actividad de una “mujer” (dentro del mundo machista, es considerada una tarea para una mujer), esto para comunicar que el hombre también puede hacer esas tareas y podemos acabar con el machismo de manera pacífica y con una comunicación artística.

Laundry collection, Sonya Fichte 2021

Todos podemos encontrar una pasión ya sea en un país nuevo, con personas desconocidas o sin saber del tema. Gracias Sonya por enseñarnos a contar historias a través del body language de los demás, a conocer cuerpos perfectos sin photoshop y de forma natural. Sigue moviéndonos con el color de la vida. Hasta tu siguiente exposición. Para compra estas increíbles fotos, podemos encontrarla en Instagram como @sonyafichte y próximamente podremos ver su página web para mas información.

Retraro Sonya 2021, Amsterdam, Condesa.

Hablemos de todo.

Hablemos de todo.